#Constitución Política de la República de #Chile de 1833

La Constitución Política de la República de Chile de 1833 es el texto constitucional surgido tras el triunfo conservador en la guerra civil de 1829, fue promulgada y jurada el 25 de mayo de 1833, rigiendo a Chile durante 91 años. Entre sus principales ideólogos están Mariano Egaña, Manuel José Gandarillas y Diego Portales

Constitucion Chile 1833

Los años que siguieron al período de la Independencia, se caracterizaron por la euforia que creó la urgencia de construir una organización política capaz de iniciar el camino a la consolidación de un régimen de gobierno propio: la inexperiencia fue sobrepasada por la constancia. En dos décadas de inestabilidad y autogobierno, se ensayaron seis proyectos constitucionales y se crearon las bases de un nuevo orden, en el que las nociones de representatividad, nacionalidad y territorialidad, republicanismo, separación e independencia de poderes y la existencia de una religión oficial, se transformaron en las herramientas políticas de los nuevos gobiernos.

Luego del fracaso de la Constitución Liberal de 1828, se generó en el país gran interés público por solucionar definitivamente las difíciles contingencias políticas y constitucionales. Fue preciso conciliar tendencias opuestas respecto a qué era lo más adecuado en ese momento: si introducir reformas a la carta anterior, pero guardando en lo fundamental los principios de 1828 o, en un intento aun más radical, reformular los postulados y dar origen a un nuevo texto. Ambas posturas tuvieron sus representantes en la convención designada con el fin de elaborar la nueva Carta, propuesta al Congreso en febrero de 1831. Por un lado, Manuel José Gandarillas expone ante el Senado “la necesidad de dar a la administración una forma estable y vigorosa, allanándole los obstáculos que encuentra a cada paso en los vacíos y defectos de la Constitución, evidentemente demostrados por la experiencia” (8 de junio de 1831). En el otro extremo, aparece la predominante figura autoritaria de Mariano Egaña, quien propuso un nuevo texto conocido como el “voto particular de Egaña”, el cual fue calificado de encubierto autoritarismo bajo principios republicanos.

Tras un largo e interesante debate ideológico en torno a la Gran Convención, que es el origen de la historia de la Constitución de 1833, y no obstante las aprehensiones, el texto de Egaña se transformó en el cuerpo fundamental de la nueva Constitución y en el soporte ideológico de los intereses de Diego Portales. Portales observó de cerca la discusión parlamentaria, atento a que el debate no se alejara de la realidad en favor de una teoría programática inadecuada.

Promulgada y publicada el 25 de mayo de 1833, la nueva Constitución reemplazó al texto de 1828 y permaneció vigente hasta la nueva Carta de 1925. Durante casi un siglo de vigencia, diversas reformas a la Constitución fueron adecuando los intereses de los nuevos gobiernos, siempre sobre la base de un sistema orgánico estable y sólido que le dio permanencia al ordenamiento político. Bajo un estricto orden fue consolidándose el presidencialismo que otorgó plenos poderes al Ejecutivo, sin violentar la Constitución.

Desde los inicios de la República hasta hoy, son diversas las interpretaciones sobre el régimen de gobierno que han buscado comprender su evolución histórica, para desde allí perfeccionar la organización política del país en el futuro.

Link: http://goo.gl/pF4BFj

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s