La guerra civil de 1829 y 1830

La Guerra civil chilena de 1829 a 1830, también conocida como Revolución de 1829 o Revolución Conservadora, fue el enfrentamiento que puso término a la denominada Organización de la República de Chile.

Guerra Civil 1829 - 1830 Chile

A mediados de 1829 se realizó una elección presidencial conforme a los preceptos de la Constitución de 1828, resultando reelecto como Presidente de la República, Francisco Antonio Pinto. La segunda y tercera mayoría, fue obtenida por los conservadores Francisco Ruiz-Tagle y José Joaquín Prieto, respectivamente. Sin embargo, la mayoría liberal del Congreso designó como vicepresidente a Joaquín Vicuña, quien había obtenido la cuarta mayoría. Esta situación desencadenó una rebelión de la oposición -pelucones, estanqueros y o’higginistas- que culminó con la renuncia de Pinto y la entrega del poder al Presidente del Congreso, el liberal Francisco Ramón Vicuña. Paralelamente, se había producido la rebelión del ejército del sur comandado por José Joaquín Prieto, quien avanzó hacia Santiago donde, al mismo tiempo, los conservadores comandados por Diego Portales organizaban un levantamiento. Era el comienzo de la guerra civil de 1829 y 1830.

El gobierno liberal organizó su ejército, al mando de los generales Francisco de la Lastra y Benjamín Viel, quienes salieron al encuentro de las tropas de Prieto. El 14 de diciembre de 1829 se llevó a cabo la batalla de Ochagavía, donde no hubo vencedores y se llegó al acuerdo de poner a la cabeza del ejército y del gobierno al general Ramón Freire. Sin embargo, este acuerdo fracasó porque los conservadores en Santiago, liderados por Diego Portales, tomaron el mando y buscaron someter a Freire a su autoridad, situación que llevó a que éste último tomara partido por el bando liberal y dimitiera de su cargo. Así, mientras Freire marchaba hacia Coquimbo con algunas tropas, a fin de organizar una contrarrevolución; en Santiago, la Junta Provisional nombró Presidente a Francisco Ruiz-Tagle quien, presionado por Portales, renunció y entregó su mando al vicepresidente Tomás Ovalle quien nombró a Diego Portales como Ministro del Interior, Guerra y Marina, y Relaciones Exteriores.

El conflicto continuó hasta el decisivo 16 de abril de 1830, fecha en la que se desarrolló la batalla Lircay, cerca de Talca, donde Freire fue derrotado por Prieto, consolidándose el fin del gobierno liberal y el comienzo de la denominada “época portaliana”.

Sobre la guerra civil (1829-1830) y sus consecuencias

La guerra civil de 1829 a 1830 en Chile, marcó el fin de un periodo “ensayistico”, que también es considerado un periodo de “Anarquía”, esto es una lucha de ideologías y de poderes, el bando liberal o pipiolo (llamado por los conservadores) había iniciado un proyecto de gobierno que venia desarrollándose hace años desde el gobierno de Ramón Freire, mientras tanto la clase conservadora o pelucona (llamada por los liberales), había quedado relegada y el apoyo que brindó Diego Portales a los conservadores fue de suma importancia, pero bien vale considerar que Diego Portales no era un político, sino que una persona ligada al comercio, recordando la situación económica que acarreaba Chile posterior a la independencia Diego Portales toma cargo de esta situación ejerciendo el monopolio del estanco del tabaco, el te, los licores y los naipes, producto de este fracaso por el mismo contrabando incontrolado, Diego Portales ya había adquirido un resentimiento hacia la gestión en el curso de los gobiernos liberales, mientras tanto los liberales culparan de lleno a Diego Portales, y de este entonces surgirá la imagen idearia de “Estanquero”, haciendo referencia al fracaso del estanco.

Este conflicto logrará acrecentarse aun mas con la constitución liberal elaborada el año 1828, mas las gestiones liberales que no favorecían los intereses conservadores, y de manera legal los liberales serán acusados de interventores y desarrollando politicas anticonstitucionales, producto de estas diferencias que venían madurando cada vez mas, se desarrollara una revolución por parte de los conservadores y una contrarrevolución por parte de los liberales, que culminará en abril del año 1830 en las orillas del río Lircay (Altura de Talca actualmente).

Este conflicto donde los vencedores serán los conservadores liderados por Joaquin Prieto marcara un nuevo periodo gobernado por la clase conservadora en Chile que durara aproximadamente 30 años, una nueva constitución que durara 92 años, tres gobiernos de diez años, un conflicto con Perú y Bolivia e intervenciones politicas hacia los liberales como exilios y bajas a generales liberales

Link: https://goo.gl/ywEUvC y https://goo.gl/AHrpg8

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s